FMA - Chile

                                                       Hijas de María Auxiliadora - Provincia San Gabriel Arcángel - CHILE

Google-Plus-Marketing-Basics

youtube

facebook icon

Últimas Noticias

#ManteneloVivo - PEM JOVEN

Villa Colón, Montevideo - Uruguay

 

image 2017 09 04

Del 24 al 29 de Agosto se realizó en la primera casa de las FMA en América el Proyecto de Espiritualidad Misionera Joven (PEM). El encuentro que reunió a más de 50 hermanas y jóvenes en torno a nuestras primeras hermanas misioneras Sor Angela Vallese, Sor Teresa Mazzarello, Sor Angela Denegri, Sor Teresa Gedda, Sor Juana Borgna y Sor Angela Cassulo, ha sido un espacio de mucha profundidad y gratitud por la fidelidad de Dios en nuestro Instituto y en nuestra historia, historia que seguimos construyendo, manteniendo vivo el fuego misionero.

REVISA LA GALERÍA

REVISA EL VIDEO 

El día 24 llegamos a la Casa Provincial las delegaciones de Argentina, Paraguay, Ecuador, Uruguay, Venezuela, Brasil y Chile. El ambiente de familia que percibimos desde el primer momento nos hizo sentirnos verdaderamente en nuestra casa. Está también entre nosotras la consejera para la Formación, Sor Nieves Reboso, quien nos acompañará hasta el día 26.

El equipo que lleva adelante el PEM nos recibe afectuosamente y da el inicio a la experiencia que será llamada “Mantenelo vivo”, bajo el simbolismo del fuego que las hermanas han encendido hace 140 años de generación en generación y que nosotros no queremos dejar apagar. Cada uno ha sido invitado a expresar con que aporta a que el fuego siga encendido. Propio de nuestra alegría salesiana el momento de recreación lo han preparado las aspirantes y postulantes de Uruguay, los siguientes días distintas delegaciones estarán animando este momento. 

El viernes 25 fue nuestra primera jornada entera de encuentro con las misioneras. En el primer momento nos hemos dividido en grupos para profundizar el ser misionero de Jesús, de la Iglesia, de Don Bosco, de Maín, del Instituto y también nuestra misión hoy, cada encuentro en adelante estuvo marcado por el deseo de ahondar en nuestras raíces, fueron espacios verdaderamente enriquecedores. Hemos compartido también en este día la salida de las hermanas desde el puerto de Génova en el relato de la Cronohistoria, cada uno de los participantes ha recibido un pañuelo, como aquel de Don Bosco que las misioneras trajeron a América y que habrá acompañado aquel largo viaje. Nos encontramos también con la llegada a la Isla de Flores en el relato de Sor Juana Borgna a Madre Mazzarello, con quien pudimos también confrontarnos e intentar hacer experiencia de aquello que nuestras hermanas sintieron. Al finalizar la jornada de este día, como durante todo el PEM nos acompañará en el momento de la Eucaristía el Padre Francisco Lezama SDB, quien nos ayudó a ir decantando la experiencia en la celebración, es un verdadero regalo de Dios poder hacerlo a los pies de María misionera con el niño sonriente. En el último encuentro recibimos las “Buenas Noches” de Sor Nieves, un momento cargado de mucha gratitud, de sentirnos familia, de sentirnos enviados a reavivar el fuego juntos. 

El sábado 26 hemos iniciado nuestra jornada con un encuentro con cada una de las hermanas misioneras, divididas en diversos lugares de la casa, hemos peregrinado por estaciones para encontrarnos en pequeñas comunidades con la historia de nuestras hermanas. Ha sido un espacio de contemplarlas en su particularidad y de dar gracias a Dios por la generosidad y audacia que suscitó en ellas desde su juventud. Animadas por su ejemplo esta tarde hemos salido a los barrios de Villa Colón, caminos que ellas también recorrieron en su tiempo, y acompañadas por su testimonio salimos al encuentro de los más pobres, los más necesitados, quienes sufren la precariedad. Son familias y especialmente niños, que frecuentan distintos Oratorios alrededor de nuestra casa quienes funcionan animados por jóvenes exalumnos comprometidos decididamente con la misión. Las resonancias al llegar a casa se escuchaban de todas las conversaciones… ¡ha sido un día hermoso de encuentro con los predilectos! 

El domingo 27 hemos vivido dos grandes momentos, por la mañana en tres estaciones profundizamos la Comunidad a la luz de la primera comunidad cristiana, hemos contemplado como esta comunidad compartía el pan, servía a los más pobres y eran asiduos en la oración. Cada grupo tuvo espacio de reflexionar la vida de nuestra Iglesia primitiva, para posteriormente en la tarde contemplar la vida de nuestras hermanas. Especialmente significativo fue el encuentro en “la casita” es el subterráneo de Villa Colón, que es el subterráneo original de la casa primera donde vivían nuestras hermanas, espacio de la comunidad donde se reunían para distintas labores. Para todos quienes compartimos esta experiencia del PEM fue un lugar muy significativo de encuentro, el silencio y el lugar tan bien dispuesto por nuestras hermanas para el encuentro orante con la historia nos conmovió profundamente. También durante la tarde visitamos el pasillo que narra la historia de la llegada de las hermanas, un espacio que conmemora a cada una de ellas y el proceso de expansión posterior del Instituto en tierras americanas, entre los paneles nos encontramos con salesianos muy significativos Don Lasagna y Don Costamagna, también con hermanas que irán llegando en las sucesivas expediciones, con Sor Laura Rodríguez, primera FMA americana y con un hermoso faro que recuerda aquel de la Isla de Flores. El otro momento lo vivimos en la sala de la Memoria, lugar donde se conservan distintos tesoros de la llegada de las hermanas, nos encontraremos aquí con la cruz de la capilla primitiva, con la crónica original de la casa, el cáliz donde con que celebraban la Eucaristía diaria y algunas cartas de Don Bosco, también aquí nos encontramos con la pieza que utilizó Madre Catalina Daghero en su paso por Uruguay, esta sala está ubicada en la primera ampliación de la casa de las hermanas, que conserva su misma estructura. 

 

El lunes 28 fue nuestro último día de encuentro en Villa Colón, día dedicado especialmente a quien es el tesoro de la Casa: María; nuestra última jornada está pensada para Ella, que en sus brazos lleva sonriente a Jesús, María que cruzó junto a sus hijas el océano y que con ellas continúa siendo discípula y misionera. Por esto durante la mañana, estamos todos reunidos en la capilla para dejarnos mirar por Ella, cada uno de nosotros ha podido pasar un momento personal de encuentro y nos hemos comprometido con Ella, oración que se hace compartida al ser invitados a custodiar este compromiso de nuestros hermanos escrito en postales que depositados en el altar hemos podido retirar y rezar. Durante la tarde es tiempo de cosecha, cada uno de nosotros hace síntesis de la experiencia vivida para luego compartir, en nosotros indudablemente hay sentimientos de profunda alegría y gratitud. Las hermanas que llevan adelante la experiencia finalizan este momento entregándonos a cada uno un “fuego”, que durante estos días hemos reconocido estamos llamados a custodiar. Nuestra última Eucaristía en casa la a celebramos en el subterráneo, un momento de mucha intimidad donde cada grupo preparó los diferentes momentos de la celebración. Ahí, entre nuestras hermanas, damos gracias a Dios por su fidelidad en estos 140 años.

El Martes 29 es nuestro último día de encuentro. La mañana celebramos la Eucaristía en el Santuario Nacional de María Auxiliadora, que se ubica en el colegio Pio, en Villa Colón. Salimos a recorrer Montevideo, para ir al sector de la costa y mirar la Isla de Flores, a pesar del día lluvioso hemos podido contemplar desde la orilla el primer lugar donde llegaron nuestras hermanas. A medio día llegamos al Instituto María Auxiliadora (IMA), donde nos encontramos con María en su templo y con los jóvenes que tan familiarmente nos han recibido en su casa, para luego compartir el almuerzo con los más pequeñitos. Por la tarde nos dirigimos a la Catedral de Montevideo, donde nos encontramos con el Cardenal Daniel Sturla SDB, Arzobispo de Montevideo, quien nos recibe en la Catedral y nos enseña los diversos espacios del Templo. El PEM estuvo coronado en la noche con la Obra “Piedras Vivas” en el Teatro Galpón, centro de Montevideo, una celebración hermosa que han preparado nuestras hermanas con la especial colaboración del grupo TEXAS, Teatro Exalumnos Salesianos, quienes han presentado una puesta en escena hermosa, llena de emoción y recuerdo agradecido.

Al finalizar el encuentro, cada uno de los participantes, retornando a casa, sentimos profunda gratitud a Dios, al Instituto y de modo especial a la provincia de Uruguay, quienes llenas de afecto y fraternidad nos han recibido en su casa, para celebrar juntos la fidelidad de Dios en estos 140 años, fidelidad con nuestras primeras hermanas misioneras y también con nosotros hoy… fidelidad que nos impulsa a seguir viviendo el sueño, ¡manteniendo vivo el fuego misionero!

REVISA LA GALERÍA

REVISA EL VIDEO

image 2017 09 04 1

 

image 2017 09 04

Noticias Relacionadas

Está aquí: Inicio Noticias Últimas Noticias #ManteneloVivo - PEM JOVEN